In Prog We Trust

Primeras impresiones de Project Natal

In Believe the hype, Gamefilia, Hambre on 8 abril, 2010 at 12:12 am

Decíamos el otro día que Nintendo había ganado la partida y se había llevado el pellizco más grande de la actual generación: el 50% de los títulos comprados en España el año pasado llevaban su sello, según GFK. Ahora la duda estaba en si las propuestas similares de la competencia, el Move de PlayStation y el hypeado Project Natal de Xbox 360 serían capaces de ir más allá de lo visto en el sensor de movimiento de Wii y de una promoción calcada, familiar, multiracial y tal, que parece mirarse en los anuncios tipo champú de SingStar. Bueno, y con Steven Spielberg como padrino en el pasado E3. Eso sí fue sorprendente.

Por lo pronto, se puede confirmar que la tradicional filosofía nintendera del menos es más sale fortalecida y que el jugador casual no es una moda. Como escribía ayer Pablo en Público.es, estamos ante el renacimiento la 360, una segunda vida para la máquina con la imagen más hardcore del mercado. Ahí está, gigantesco y adormilado, un mercado latente, cuyo peor enemigo es un mando con 10 botones y dos sticks. No tiene nada que ver con tratar a tus clientes como tontos, pero sí de eliminar todas las barreras que le impiden entender lo más básico: el mismo mecanismo del juego.

En este sentido, incluso la presentación gráfica en pantalla de la justísima demo enseñada por Microsoft ayer en un apartamento del centro de Madrid ofrece claridad y sencillez: esos dibujos a mano que esquematizan de manera muy simple lo que hay que hacer antes de entrar en tarea, recuerdan al ejemplar gusto (y buen humor) de Wario Ware: Smooth Moves a la hora de enseñar de un vistazo en qué consiste cada uno de sus retos.

A nivel técnico, la cosa varía con respecto a Wii: allí dentro del Natal hay una cámara, un sensor de profundidad y un micrófono, lo que en la práctica se traduce en una representación virtual de uno mismo dentro de la pantalla, que obecede cada uno de nuestros movimientos. Wii todavía no ha llegado a esto, es más parecido a un Eye Toy depurado. Incluso puede incorporarse un segundo jugador en cualquier momento. Aunque vimos partidas a dobles, parece que Natal reconoce el sexo de cualquier espontáneo que quiera entrar en el juego e inmediatamente colocará su avatar en la pantalla a nuestro lado.

La demo/minijuego que se pudo probar ayer era Ricochet, mostrada hace unos meses, que en esencia invita a golpear una pelota contra una pared de ladrillos, que van desapareciendo conforme vamos explotándolos. Directo y divertido. Yo probé darle a la pelota con diferente fuerza y ángulo, con la cabeza, la mano y los pies, a levantar brazos y piernas en movimientos poco naturales, y todo respondió de manera muy fluida, a pesar de que a veces el avatar parecía bailar, como con las articulaciones de goma. Gana en sutiliza y precisión: reconce por separados las partes de nuestro cuerpo.

El uso micrófono me sigue pareciendo uno de sus misterios menos explorados, e imagino que en breve, entre sus aplicaciones (¡reconocimiento de voz!), veremos un Viva Piñata aumentado con el mismo rollo social de Animal Crossing; pero si he de elegir algo que me dejó con hambre fue su utilización en menús del juego: la imaginación se me dispara pensando en un dashboard de Xbox 360 manejable con las manos, cogiendo iconos, apretándolos como si fueran globos, mec, mec. El reto es no dejar Natal como periférico opcional en los juegos, sino implementarlo dentro del espíritu de la propia consola. Hasta finales de año, en que será lanzado Natal, veremos depurar ideas y mejorar conceptos.

El resto de lo visto ayer, qué quieren que les diga, me sigue dando algo de pereza. Especialmente la obsesión que tiene Microsoft por llamar a gente como Martina Klein para aportar glamour y popularidad a sus actos. No sé, al menos Gassol luce su poca gracia, ahí tan alto y desgarbao, haciendo posturitas con el micro. Pero un poco pertardo todo.

Buscando los vídeos, he dado con este de la web Es la última, que es tan críptico como otros que he visto (no se dejaba a las cámaras enfocar directamente a la pantalla). Lo que no esperaba era encontrarme a mi mismo haciendo el ganso: arriba esos brazos, coño, que en eso consiste.

Anuncios
  1. […] This post was mentioned on Twitter by Jesús Rocamora. Jesús Rocamora said: Primeras impresiones de Project Natal: http://wp.me/pd7hx-bz […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: